Bad Bunny trajo su nueva religión al Luna Park

Bad Bunny trajo su nueva religión al Luna Park BJWoEjICG   1

Dos años atrás, Benito Antonio Martínez Ocasio embolsaba productos de clientes en un supermercado de Vega Baja, una pequeña ciudad costera ubicada 40 kilómetros al oeste de San Juan de Puerto Rico. El domingo por la noche, reconvertido en Bad Bunny, está dando el segundo de sus tres shows en Buenos Aires ante un Luna Park con entradas agotadas, envuelto los gritos de miles de adolescentes que lo siguen con fervor religioso.

A los 24 años, el Conejo Malo logró consolidarse como la gran superestrella del trap, esta “Nueva Religión” musical que consagra al sexo, las drogas y la plata por sobre todas las cosas y que tiene cada vez más popularidad entre los jóvenes latinos.

“‘¡Hola Argentina!”, gritó tras abrir con “Tu No Metes Cabra”, con un cinturón de campeón de lucha libre sobre el hombro y rodeado por chicas con orejas de conejo luminosas. Ese perfume adolescente se sintió desde temprano en el palacio de los deportes porteño, que colmó su capacidad de 9 mil espectadores. De hecho, los únicos mayores de 25 que se veían dentro del estadio eran los padres que tuvieron que hacer un esfuerzo y sacar una entrada de más para acompañar a sus hijos a ver a su ídolo.

En dos horas, acompañado por un DJ, un corista y seis bailarinas, Bad Bunny logró repasar todos sus hits y dar un show sólido, tan contundente como entretenido. Una mala entrada del DJ fue la única mancha de la noche, un momento incómodo que el boricua logró borrar rápido con su cuota de carisma.

Martínez Ocasio es ícono de una generación que ya no reproduce discos enteros y el líder de facto del trap latino, un subgénero del hip hop con raíces en el sur de los Estados Unidos que viene eclipsando al reggaetón como el ritmo más escuchado en países hispanoparlantes. Argentina no es la excepción: el año pasado, el trap desplazó a la cumbia cheta de los boliches y florecieron decenas de artistas locales dedicados al estilo.

Dejar comentario!

Relaxionado: