Daddy Yankee: Cuido mucho la calidad de mi música

Daddy Yankee @LaCovacha (LIVE2012)  Daddy Yankee: Cuido mucho la calidad de mi música Daddy Yankee  LaCovacha LIVE2012

 Si no lo tiene entre su lista de canciones del Ipod o entre sus favoritos de Spotify, es probable que conozca a Daddy Yankee simplemente como el artista de Gasolina. Y eso que quizás mueva su cuerpo, noche tras noche, en cualquier bar, sin ponerle nombre al autor de esas canciones. Sus éxitos, bailables todos y con mucho “fuego caribeño”, se cuentan por decenas: Limbo, Lo que pasó pasó, La despedida, Pasarela….

Al verme al borde de la muerte y al sol de hoy no te puedo decir otra cosa: ¡Estoy bendecido!

Para sus fans, Daddy Yankee no es un simple cantante. El ritmo reggaetonero de la Gasolina solo marcó el gran comienzo de la exitosa carrera del boricua. Para sus seguidores, Daddy es el ‘Big boss’, ‘The King’, el rey de la improvisación, una forma de vida, líder de un movimiento y máximo exponente del género musical urbano.
Antes de alcanzar la fama y ser catalogado por la prestigiosa revista Time como uno de los latinos más influyentes del mundo, Ramón Ayala -su verdadero nombre- era un joven que crecía entre pandillas en el difícil barrio puertorriqueño de Villa Kennedy (San José). Sin ser pandillero, esto le ha costado estar cerca de la muerte en varias ocasiones. Una de ellas, de la que salió vivo de milagro, le ha dejado una ‘herida de guerra’ de por vida, una cojera que le impide caminar con normalidad.

Quizás por la infancia difícil que le tocó vivir, el artista dedique parte de su gran fortuna a la filantropía con propia fundación, ‘Corazón Guerrero’, centrada en la reinserción de jóvenes expresidiarios y la educación de los niños.

36 años, casado desde los 17, padre de tres hijos, artista, productor y una máquina de hacer dinero con mucho esfuerzo y trabajo, Daddy Yankee recibió a 20Minutos al inicio de su gira por Europa, despojándose -como pocas veces lo hace- de esas gafas de sol que disimulan su jet lag, desnudando la profunda mirada que destapa a Ramón Ayala, ese joven que, tras bailar con la muerte, se vio obligado a dejar su carrera como jugador de béisbol, y optó por su hobby, la música.

Repite en cada una de sus frases que está bendecido, ¿se siente afortunado? ¿cree que debe a esa bendición su tremendo éxito mundial?
Es como lo expresé en el tema 6 de enero del último disco, Prestige. He tenido tres atentados personales. Mucha gente desconoce esas luchas en los barrios. Pero me han baleado tres veces y en una de ellas casi pierdo la vida. Al verme al borde de la muerte y al sol de hoy no te puedo decir otra cosa, ¡estoy bendecido! Mírame, de verdad, yo no te digo una cosa que sea mentira.

Mucha gente tiene la percepción de que me creo grande¿Eso lo dices mirando a los ojos y sin las gafas de sol?
(Se quita las gafas) Mírame, claro que sí. Algo en lo que yo trabajo día tras día, por siempre, es para dar lo mejor de mí, por mantenerme en el tope de la cima. Ese es el gran reto de un artista cuando ya se realiza, quedarte ahí arriba, y eso es lo que me motiva y me alegra. Si no existiera sería aburrido. De verdad que sí. Me motivan los retos. Dios me ha bendecido.

Llama la atención que todos sus nombres artísticos (Daddy Yankee, The big boss…) aluden a liderazgo o grandeza?
(Risas) ¡Daddy Yankee es mi nombre! El jefe viene en relación a que soy el jefe de toda la compañía.

¿Pero hay algo que a Daddy Yankee le haga sentir pequeño?
Eso es lo que mucha gente tiene la percepción, que me creo grande. Pero cuando conocen de verdad a Raymond Ayala, y me conocen de frente, dicen “¡Wuauuu! ¡Qué aterrizado es Daddy Yankee! ¡Qué tipo tan real!”

¿Queda algo de ese Raymond que correteaba por las calles de Villa Kennedy en San José?
Todo. Siempre soy yo al 100%. En cuanto tengo oportunidad voy a Villa Kennedy, a jugar sóftbol, allá en el barrio, en el mismo caserío, al sol de hoy.

Y sobre Natalia…. Wuuuauu! ¡Qué muchacha esa! ¡Tiene un talento… uf!Acaba de estrenar el video de ‘La noche de dos’ junto a Natalia Jiménez. ¿Cómo ha sido la experiencia junto a la cantante española? ¿Espera superar el éxito de ‘Limbo’, que ya alcanzó los 100 millones de visitas?
Bueno, no eso no lo puedo decir, me encantaría que lo superara, pero es como te digo, la música es impredecible. El público es el último juez y él es el que decide. Yo sé que tiene potencial y energía para alcanzar a Limbo. Y sobre Natalia…. Wuuuauu! ¡Qué muchacha esa! ¡Tiene un talento… uf!

¿Qué música hay en su Ipod?
¡Ay! ¿Qué música? ¡Pues de todo! Mucha salsa, mucho reggae de Jamaica, hip hop, dance, electrónica, soca, música de Brasil, de India…

¿De India?
Sí. Me encanta la música de ese país.

Uno puede hacer mil canciones, pero los hechos hacen mucho más y la crisis tiene a mucha gente bloqueadaAdemás de artista, es usted productor, actor, empresario… Dentro de esta última faceta ha lanzado incluso su propia marca de tequila. ¿Por qué tequila y no un ron caribeño?
Fue una oferta que me llego sobre la mesa, estaba elaborado, a punto de salir y me llaman: “Mira Daddy, tenemos un tequila que se llama ‘El Cartel’ y tú tienes un sello discográfico que se llama igual. Podemos hacer sentido a la unión”. Y así fue, yo creo en el producto. Cuando lo prueban todo el mundo queda impresionado, no solo por un empaque. En eso me baso yo, antes que la cantidad, que sea la calidad.

¿También aplica esa regla a su música?
Claro, yo siempre soy muy selectivo y cuido mucho la calidad de mi música.

Es usted uno de los latinos más influyentes del mundo según la revista Time…
Yo, honestamente, no es algo que salí a buscar. Yo ayudo con mis fundaciones. Uno puede hacer mil canciones, pero los hechos hacen mucho más y la crisis tiene a mucha gente bloqueada.

Por primera vez en Estados Unidos vemos a los dos partidos muy comprometidos con la reforma migratoria¿A quién destacaría como otro latino influyente al que usted admire?
Hay mucha gente de los míos que admiro muchísimo. Admiro a Jennifer López, todo lo que ha hecho como mujer, empresaria… Se ha convertido en una celebridad imponente, eso es de admirar. Igualmente como Shakira, Pitbull, Wisin y Yandel, Don Omar, Tito El Bambino… todos ellos.

En estos días, en Estados Unidos se está debatiendo la legalización de 11 millones de inmigrantes mediante la aprobación de la reforma migratoria. La regularización de 6 millones de latinos está en juego. ¿Cree usted que se debería poner en marcha esta ley?
Claro. Es increíble. Es un gran reto. Por primera vez en Estados Unidos vemos a los dos partidos muy comprometidos con la reforma migratoria. Esperemos que esa solución bipartidista se de. Ojalá esos millones de hermanos logren ser ciudadanos.

¿Qué significado cree que puede tener esa legalización para tantos latinoamericanos?
En Puerto Rico tú no pasas por esa lucha, pero tengo otros muchos hermanos latinos que trabajan con nosotros que sí la sufren. Cuando ya ves a tus amigos involucrados en eso, con el tema de los papeles, que a veces ni pueden viajar conmigo, uno se identifica aún más. Ojalá los dos partidos lleguen a una solución. Por lo que he leído, no sé si algún día cambie, pero ahora se ve la cosa encaminada entre ambos.

La energía del Caribe le falta al mundo entero. Donde quiera que llegue ese fuego debe calentar cada país

Escribía en su cuenta Twitter que el ‘fuego del Caribe’ ha llegado a Europa. ¿Le hace falta al viejo continente en crisis ese calor caribeño?
¡Sí! Ha llegado el fuego del Caribe para esa gente que le guste el baile y pasarlo bien, ha llegado la buena vibra. Saben de qué palo estoy hecho. La energía del Caribe siempre me sigue, está dentro de mí. Ese fuego le hace falta al mundo entero, donde quiera que llegue debe calentar cada país.

¿Escribe usted mismo en sus cuentas de las redes sociales?
¡Claro! Eso se siente. La gente sabe cuando es el artista y cuando no.

¿Se autocensura antes de escribir?
No, no, no. Yo escribo en las redes sociales sin miedo. El que me expreso soy yo… todo el tiempo. Cuando tengo que defenderme me defiendo y cuando tengo que echar flores a alguien se las echo.

Yo escribo en las redes sociales sin miedo… cuando tengo que defenderme me defiendo¿Qué representa para Daddy Yankee esta forma tan poderosa de comunicación online?
Acaba de salir un estudio en Billboard de mi carrera que explica cómo las redes sociales han hecho que la música de Daddy Yankee sea tan conocida en Europa y cómo un ‘sketch’ se ha hecho tan popular en este continente sin la ayuda de ninguna radio local, de ningún sello disquero. Las redes sociales son parte de una nueva era, son las nuevas reglas.

You may also like ...