El Poeta Callejero dice que Mozart y los demás no le responden porque “no tienen letras”