Yandel comenzo desde abajo

Yandel, el reggaetonero continúa creciendo como solista. El 8 de junio toca en el Luna Park.

Wisin y Yandel eran como los Batman y Robin del dembow, hasta que este hitero dúo de la primera oleada del reggaetón global, tomó caminos separados desde 2013. Antes de regresar a Buenos Aires, Llandel Veguilla Malavé, sigue siendo un número fuerte. Y por teléfono habla de Dangerous, su tercer disco solista que lo trae a Buenos Aires para tocar en el Latinmol Urban Fest y él da las coordenadas: “El 8 de junio en el Luna Park van a ver lo que es mi show. Fui hace 18 meses con el disco anterior, De Líder a Leyenda, y ahora llevo mi música nueva. Así que esperen un gran espectáculo. Me gusta que cuando la gente paga la entrada del show, digan ‘valió la pena pagar una entrada, porque disfruté’”, y cuenta que lo acompañan 20 personas.

–¿Es un tour sudamericano?
–Es esa fecha sola. Estaré con Arcángel y con J Quiles, que es la nueva generación y está trabajando muy bien. Tengo una fanaticada muy intensa, me encanta cantarle a ustedes.

-¿Y te piden los temas con Wisin?
–Seguro, en el show van a ver un recorrido por mi historia, desde mis principios hasta lo nuevo.

–En “Dangerous” no hacés un estilo, incluso suena más acústico. ¿Eso distingue al disco?
–Así mismo. Soy un artista versátil, me gusta cantar una balada, un reggaetón, un hip hop. Siempre he mantenido esa esencia, soy un artista que puedo entrar en cualquier tipo de género.

-¿Por qué usaban esos alias como “Los extraterrestres”, “Los rompediscotecas”?
–Siempre tenemos que tener una idea de algo que le llame la atención al público. Siempre me han gustado los nombres que se oyen con actitud. “Los vaqueros”, “Los Extraterrestres”, “Los revolucionarios”. Ahora Dangerous me gusta mucho porque tiene esa actitud, somos de género urbano. Lo voy amarrando con eso, aparezco con una espada, como un guerrero. Rompiendo el piso, bien fuerte. Se siente así, Dangerous (peligroso).

–Te referís a videoclips como “Hablé de tí”, como películas, ¿por qué?
–Porque son de otro nivel, son películas. Ese lo recuerdo muy bien porque fue mi primer video solista, se siente que es otro nivel. Lo dirigió Carlos Pérez, un gran director de toda mi parte solista. Hizo también Moviendo Cadera y Encantadora.

–Pasaron diez años del boom del género…
–El género está creciendo. Vino para quedarse…

–¡Es lo que decían hace 10 años!
–Es que en otros lugares ahora está creciendo muy fuerte. Salen nuevos artistas, yo mismo me impresiono. Empezamos cantando en el barrio, en las esquinas y de ahí a a las discotecas. Y cuando voy a estadios de 80 mil personas, es bien impresionante.

You may also like ...